Responsabilidad Social

La Responsabilidad Social representa un compromiso y visión que, desde el Grupo Cofares, ponemos de manifiesto en cada proceso e iniciativa.

Se trata de un compromiso que abarca las dimensiones social, económica y medioambiental de las actividades que realizamos.

La acción en Responsabilidad Social se ha estructurado y definido las siguientes áreas temáticas:

 

RESPETO
El trato a las personas se desarrolla de manera digna y tolerante.
LEALTAD
Primará el interés legítimo de la Cooperativa al interés particular.
Integridad
Se desempeñará el trabajo con honestidad.
Transparencia
La información que se dé a conocer se ajustará siempre a la realidad y estará basada en hechos.
Equidad
Se potenciará el desarrollo integral de todas las personas, igualdad de oportunidades a igual competencia.
Responsabilidad Social
Respeto al entorno social y medioambiental.
Legalidad
Se garantizará el cumplimiento de todas las áreas de gestión y actividades.
Calidad
Cofares trabaja para satisfacer las necesidades profesionales de sus cooperativistas ofreciéndoles un servicio de alto rigor y calidad. Cofares cuenta con un Comité de Responsabilidad Social, formado por personas de varios departamentos. Su trabajo se ha visto reconocido con la obtención de la certificación internacional SGE-21. También se adhiere al “Código de buenas prácticas Tributarias” que enmarca una relación ética con la Agencia Tributaria. Igualmente, el Grupo Cofares ha adoptado un programa de compliance que fomenta la transparencia de los procesos de sus empleados.

 

 

Verificación de medicamentos en la Oficina de Farmacia

Desde el 9 de Febrero de 2019 la Farmacia tiene que autentificar el medicamento en el momento de la dispensación

En 2011, se publicó la Directiva 2011/62/UE del Parlamento europeo y del Consejo de 8 de junio de 2011 que modifica la Directiva 2001/83/CE por la que se establece un código comunitario sobre medicamentos de uso humano, en lo relativo a la prevención de la entrada de medicamentos falsificados en la cadena de suministro legal (en adelante, la Directiva). El objetivo de esta normativa es impedir que los medicamentos falsificados entren en la cadena de suministro.

En febrero de 2016, la Comisión Europea publicó un desarrollo normativo de la Directiva, el Reglamento Delegado (UE) 2016/161 -en adelante, el Reglamento Delegado- que concreta las obligaciones de los fabricantes, mayoristas y farmacéuticos a la hora de garantizar que los medicamentos suministrados a los pacientes sean auténticos.

En España, SEVeM S.L es la entidad jurídica sin ánimo de lucro establecida de acuerdo con lo exigido por el artículo 54 bis de la Directiva 2001/83/CE del Parlamento Europeo y el Consejo, y desarrollado por el Reglamento Delegado (UE) 2016/161 de la Comisión Europea.

Las organizaciones socios fundadores de SEVeM son: la Asociación Nacional Empresarial de la Industria Farmacéutica (FARMAINDUSTRIA), la Asociación Española de Medicamentos Genéricos (AESEG), la Federación de Distribuidores Farmacéuticos (FEDIFAR) y el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF).

A resultas de esta normativa, todos los fabricantes y titulares de autorización de comercialización (TACs), ya sean laboratorios de innovación, genéricos o importadores paralelos, tienen que incorporar dos tipos de dispositivos de seguridad en todos los envases de medicamentos sujetos a la obligación de ser verificados.

 

 

Adicionalmente, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios participa en las reuniones del Consejo de Administración, para fines de supervisión del establecimiento y gestión del sistema, de acuerdo a lo previsto en el Reglamento Delegado. A las reuniones de las comisiones técnicas asisten representantes del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, así como representantes de la Comisión Permanente de Farmacia del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS).

Los fabricantes y titulares de autorización de comercialización introducen estos identificadores únicos para todos los envases sujetos a la obligación de verificación, que se vayan a comercializar en la Unión Europea y Espacio Económico Europeo, en una base de datos central, también denominado “Plataforma europea”.

Dicha plataforma conecta con los sistemas nacionales, asegurando la interoperabilidad entre ellos. Los códigos de los medicamentos serializados se descargan en el mercado de destino, por ejemplo, en España se transferen a SEVeM, el Sistema Español de Verificación de Medicamentos.

 

 

 

 

En su circuito a través de la cadena del medicamento, el envase se verifica y/o autentica. Los distribuidores solo verifican en los casos previstos en la normativa europea y nacional, en base a un análisis de riesgo.

 

 
 

 

 

 

 

Directiva 2011/62/UE del Parlamento Europeo y del Consejo

De 8 de junio de 2011 que modifica la Directiva 2001/83/CE por la que se establece un código comunitario sobre medicamentos de uso humano, en lo relativo a la prevención de la entrada de medicamentos falsificados en la cadena de suministro legal

(Texto pertinente a efectos del EEE)

 

 

 

 

Reglamento Delegado 2016/161 UE 2016/161 de la Comisión

De 2 de octubre de 2015 que completa la Directiva 2001/83/CE del Parlamento Europeo y del Consejo estableciendo disposiciones detalladas relativas a los dispositivos de seguridad que figuran en el envase de los medicamentos de uso humano

(Texto pertinente a efectos del EEE)