DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER. Reconocimiento a la mujer: madre, cuidadora, profesional, farmacéutica
En un día señalado para reconocer el espacio de la mujer en nuestra sociedad, cabe reconocer sus valiosas aportaciones y recordar que todos los días del año se puede avanzar en conseguir la efectiva igualdad entre hombres y mujeres.
08 marzo 2018

La lucha continua por la igualdad entre mujeres y hombres es una tarea que pertenece a la sociedad en su conjunto. La medida en que existen menos diferencias es un síntoma de progreso social del que todos salimos beneficiados.

El aumento constante y continuado de la esperanza de vida al nacer también es un síntoma de progreso social y económico de una sociedad. Según datos recientes las mujeres viven más años (85,9) que los hombres (80,4). Hace diez años la diferencia era de 6,5 puntos a favor de las mujeres, mientras que en estos momentos esa diferencia se ha reducido en un punto (5,5). Si vamos avanzando en recortar esta diferencia debemos hacerlo también de forma implicada en combatir la existencia de otras diferencias entre hombres y mujeres.

Quizá una de las causas sea que, según las encuestas de salud, nos hemos dado cuenta que el 60% de las mujeres no ha fumado nunca frente al 37% de los hombres, o que el 23% de los hombres consumen bebidas alcohólicas todos los días frente al 7% de las mujeres, por citar algunos ejemplos entre otras causas, y sin tener en cuenta situaciones concretas.

Las mujeres viven más años y por lo tanto aportan más valor a esta sociedad y debe hacerse un reconocimiento a una situación que, además de ser palpable, está respaldada por algunos datos. Por ejemplo, al estudiar quiénes cuidan a las personas mayores en nuestro país dentro del ámbito domiciliario, encontramos que el cuidado de los hombres en el 61% de los casos se realiza por mujeres, ya sea su cónyuge o pareja (39%) o por sus hijas (22%). Solamente en el 6% de los casos son cuidados por sus hijos. ¿Y quién cuida a las mujeres? En el 20% de los casos los cuidados se realizan por hombres, su cónyuge (en el 12%) e hijos (8%); y por las hijas en el 35% de los casos.

Pero quizá la evidencia más reconocida y para la cual no hacen falta datos ni  porcentajes, es el esfuerzo y dedicación de ser madre.

Las mujeres se han incorporado a la vida laboral y además tienen el sobresfuerzo de la conciliación entre la vida familiar y laboral y su papel protagonista de cuidadoras.

Por eso debemos darles las gracias y dejar claro la valoración y el reconocimiento a todas las mujeres madres, abuelas, cuidadoras familiares o que lo hacen desde una perspectiva profesional, por su dedicación a las tareas de cuidar; y con el permiso de todas, a las 50.982 farmacéuticas que desde sus diferentes situaciones y responsabilidades se incluyen se dedican a prestar atención farmacéutica.

Todas ellas aportan mayor valor a una sociedad mejor y está bien recordarlo un día, pero hay que reconocerlo y valorarlo todos los días del  año.

 

                                   Grupo Cofares